Reflexión: «DEL QUERER, AL HACER»

Para generar en cambio necesito querer hacerlo, que sea un anhelo y soñar que lo logro.

Pero las buenas intenciones no son suficientes, muchas veces nos hemos quedado en eso, en solo querer algo, en sueños que nunca fueron y ganas de empezar cosas que nunca me animé.

Leer también: Tu maná diario: «COMENZAR DE NUEVO»

Es que también hace falta el hacer, el dar el primer paso, el poner nuestro esfuerzo y así hacer realidad un sueño. Tanto el ánimo de querer algo como las fuerzas para hacerlo son brindadas por Dios, Él te impulsará a tiempos nuevos, te hará soñar con cosas nuevas y a la vez te dará todo lo necesario para que lo hagas.

Si quieres algo y aún no sabes cómo lo vas a lograr, si crees que no vas a llegar a la meta, no te preocupes, el Señor pondrá fuerzas nuevas, te abrirá puertas y te dará los medios para que ese «querer» que ya puso en tu corazón, pueda convertirse en «hacer», y al fin sabrás que lo lograste gracias a Dios.

Filipenses 2:13 «porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.»

Fuente: Facebook Tu Maná Diario

CONTRAMANO

A %d blogueros les gusta esto: