Recursos: 10 conclusiones para tus adolescentes sobre la historia de Navidad

La historia de Navidad está literalmente repleta de poderosas enseñanzas, y es sin duda una de las más sublimes que vivió nuestro planeta. Por eso aquí tienes 10 consejos y conclusiones dirigidas directamente a tus adolescentes con las que puedes inspirarlos a dejarse impactar por la maravilla de la navidad.

Puedes usar estos puntos como una guía para armar tu propia lección de estudio bíblico, utilizar estas ideas como devocionales para los días previos a Navidad, o simplemente hablar de ello en tu grupo.

Lo de la encarnación es ¡impresionante!

Lucas 2: 6-7 dice: “Y mientras estaban allí, le llegó el momento de dar a luz. Y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada”. Parece que esta generación de adolescentes valora mucho la autenticidad. No hay nada más auténtico que el Dios del Universo tomando forma humana para salvar perfectamente a su creación de ellos mismos. Los adolescentes pueden conocer, adorar y relacionarse con Dios en gran parte porque Él se convirtió en uno de nosotros.

Nunca eres demasiado joven para ser utilizado por Dios

Lucas 1: 26-27 dice: “En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre que se llamaba José, de la casa de David. Y el nombre de la virgen era María”. María era bastante joven. Las diferentes opiniones de los académicos respecto de su edad oscilan entre los 13 o 14 años hasta los 18 o 19. El punto es este: María era muy joven y Dios la usó de una manera milagrosa cuando aún era una adolescente. En la actualidad, Dios sigue utilizando a los adolescentes como parte vital de sus planes para redimir a la humanidad.

Cuanto más dura es la situación, mayor es la fe

Mateo 1: 24-25 dice: “Cuando José despertó de su sueño, hizo como el ángel del Señor le ordenó: tomó a su esposa, pero no la conoció hasta que ella dio a luz un hijo. Y llamó su nombre Jesús”. José puede ser mi personaje (humano) favorito de la narrativa de Navidad. ¡Qué fe increíble! Todo en él le indicaba que se debía divorciar de María (y que debía hacerlo en silencio para proteger su vida… ¡qué amor!). Pero José mostró una fe inmensa en el plan del Señor. Tus adolescentes pueden beneficiarse enormemente del ejemplo de José.

Dios viene obrando a través de toda la historia para lograr sus propósitos

Lucas 2: 4-5 dice: “Y José también subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, porque era de la casa y linaje de David, para ser registrada con María, su prometida, que estaba embarazada “. Dios le prometió a David que alguien de su linaje siempre estaría en el trono. Esto sucedió, pero… aproximadamente ¡medio milenio antes de que naciera Cristo! La profecía cumplida es una herramienta de enseñanza increíble que ayuda a que tus adolescentes tengan confianza en la poderosa providencia de Dios. Él está obrando, en la historia y en la vida de ellos y eso es muy bueno.

Obedecer a Dios nos permite alcanzar nuestro más completo propósito en la vida

Lucas 1:38 dice: “Y María dijo:“ He aquí, soy la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra”. Y el ángel se apartó de ella”. Cuando los adolescentes sienten que Dios los está guiando a hacer algo o a tomar algún tipo de acción, la respuesta correcta es la obediencia. Cuando obedecen a Dios, Él realmente puede usarlos. Si no obedecen la dirección de Dios, se privan de desempeñar un papel más importante en su obra. Dios está en misión, si elegimos unirnos a Él o no, depende de nosotros.

Debemos acercarnos a Jesús con reverencia y honor

Lucas 1: 31-33 dice: “Y he aquí, concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. Y el Señor Dios le dará el trono de su padre David, y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin”. Muchos seguidores de Cristo son culpables de restarle importancia a la majestad de Jesús. Esto es especialmente cierto en el caso de los adolescentes (en muchos casos por ignorancia). Si bien Jesús es un Salvador personal, también es Rey de reyes, el Hijo del Altísimo, el Santo Gobernante que se sienta en el trono como Señor de todas las naciones. Mientras oramos, mientras cantamos, mientras enseñamos, ayudemos a nuestros adolescentes a recordar a quién sirven. Jesús no existe para servirnos. De hecho, sucede todo lo contrario.

El Evangelio no es un secreto

Lucas 2: 17-18 dice: “Y cuando lo vieron, dieron a conocer las palabras que les habían dicho acerca de este niño. Y todos los que lo oyeron se maravillaron de lo que les dijeron los pastores”. Los pastores vieron al bebé e inmediatamente comenzaron a hacer correr la voz. El Evangelio es contagioso por naturaleza. Tus adolescentes están llamados a ser personas que hablen abiertamente de la gracia salvadora de Cristo en su vida. Ayúdalos a equiparlos para hacer esto.

Cuando Dios hace cosas increíbles a nuestro favor, la respuesta adecuada es la adoración

Lucas 1: 46-48 dice: “Y María dijo:” Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador, porque ha mirado la humildad de su sierva”. María sabía que Dios había tocado su vida. ¿Su respuesta? Simple y llanamente un elogio sincero y contundente. Cuando Dios nos hace bien, la respuesta más perfecta es el agradecimiento y la alabanza, reconociendo su favor sobre nosotros.

Dios les da un tremendo valor a los postergados y menos apreciados

Lucas 2: 8-9, “Y en la misma región había pastores en el campo, cuidando su rebaño de noche. Y se les apareció un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor, y se llenaron de temor”. ¿Quiénes fueron los primeros en escuchar públicamente sobre el nacimiento del niño Jesús? ¿Los gobernantes romanos? ¿La clase religiosa? No. ¿Quiénes fueron? Los que cuidaban las ovejas. Dios ama a los marginados y a los humildes. Los adolescentes que luchan con sentimientos de baja autoestima, que miran el mundo que los rodea y se encuentran al final de la lista, no deben desesperarse. Están en el lugar correcto para que Dios los use para propósitos poderosos. Ese es su estilo

Jesús es radicalmente divisivo

Mateo 2: 3 dice: “Cuando el rey Herodes oyó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él”. Herodes escuchó la noticia del nacimiento de un “rey” y tembló en sus botas. Y lo mismo le ocurrió a la cúpula religiosa. Tendemos a querer poner a Jesús en una caja, controlarlo, hacerlo agradable, seguro y pasivo. Pero Él es quien arrojó las mesas en el templo, que dijo en Mateo 10:34: “No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No he venido a traer paz, sino espada”. Jesús sabía que el Evangelio dividiría este mundo. Es tan cierto hoy como siempre lo ha sido. Si tus adolescentes conocen a un Cristo pasivo y tímido que existe principalmente para satisfacer las necesidades de ellos y hacerlos sentir cómodos, debes ayudarlos volviendo a presentarles al Jesús real.

Espero que estos puntos te ayuden a darle frescura y vida a la narrativa navideña con tus adolescentes y que puedas inspirarlos a movilizar sus corazones en esta época especial del año.

Escrito por Andy Blanks para E625.com

A %d blogueros les gusta esto: