¿JUEGOS O JUGUETES? Articulo por Debora Olivieri

A la hora de hacer un regalo, o realizar una compra, ¿No te has encontrado ante la incertidumbre de la elección? ¿Qué le gustara?, ¿Sera muy pequeño para este juguete? o ¿Ya es muy grande y no le interesara jugar con el? Incluso en estas pequeñas decisiones tenemos que saber, que para cada etapa existe un juego o juguete determinado.

Si bien, siempre podrá continuar usándolo, hay un momento indicado para que cobre sentido y pueda ser útil para él.

Aquí una lista sencilla por edades para que tengas en cuenta, estos aspectos:

<Bebés de 0 a 12 meses>

El primer año de vida, es una etapa perfecta para conocer el mundo que les rodea a través del juego. Por ello la elección de juguetes debe ser, principalmente <variados en sus texturas, colores y sonidos>.

Por ejemplo: sonajeros, móviles de cuna, mordillos, alfombras con actividades. Pelotas, muñecos de trapo, juguetes sonoros y balancines.

< A partir de los 2 años>

 En esta etapa el niño/a habla y comprende, empieza a descubrir su entorno, saben andar y reconocen las propiedades de los objetos.

¿A que podemos jugar? Moldes y formas de distintos tamaños apilables. Mesa de actividades, carritos de arrastre. Rompecabezas en cubos para formar imágenes. Balancín y títeres. Pizarras, pinturas, muñecos e instrumentos musicales.

<A 3 años>.

Los pequeños comienzan a ser más autónomos, desprenden vitalidad y su capacidad de aprendizaje es sorprendente. Empiezan a sentir curiosidad por los nombres e imitan escenas familiares.

Aquí ya podemos ofrecerles: Triciclos, palas, cubos, rompecabezas. Clasificaciones de colores, cubos apilables, juegos de (roll player), balancines, andadores, plastilinas, juegos de asociación, memo-test y libros.

<De 3 a 5 años>

En esta etapa, su desarrollo cognitivo, motriz y de lenguaje están cada vez más consolidados, por lo que podremos elegir entre una gran variedad de juegos.

¿A qué podemos jugar? Primeras nociones numéricas, clasificación de colores, juego de identificación de las emociones, pizarra, juego de roles, domino, juegos de equilibrio (apilar, maderas, cubos). Plastilina, temperas, manipulación de lápices y pinceles y con ellos el ejercicio de la motricidad fina.

<De 6 a 8 años>.

En esta etapa, crece su interés por las construcciones complejas, las manualidades, los juegos científicos y los juegos de reglas. El niño/a sabe sumar y restar, leer y escribir.

¿A que podemos jugar? Por ejemplo: Rompecabezas en 3D, Juegos científicos, Juegos de mesa o de Ingenio, Juguetes que se transforman, cometas, patines, patinetas y monopatines.

<9 a 11 años>

En estos años, cabe destacar su interés por los juguetes de ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas. Se interesan por actividades complicadas. Complementos deportivos, juegos de estrategia y reflexión, audiovisuales, electrónicos y experimentos.

<Más de 12 años>

Desaparecen las ganas de jugar, dejando un poco de lado la fantasía para ir construyendo su propia identidad. Se interesan por: Videojuegos, Libros, escritura y música.

+Conclusión: La pregunta inicial fue ¿Juegos o Juguetes? Y la respuesta es< Juegos y Juguetes, ambos>. El juego refiere a la acción de jugar y el juguete el canal para poder llevarlo a cabo. Cada uno puede ser utilizado según la circunstancia requerida, pero ambos tienen múltiples beneficios, ya sean estos, recreativos, sociales, como educativos.

“Lo más importante es que el juguete o el juego elegido, desarrolle una habilidad o capacidad en el niño, porque, al fin y al cabo, no es entretenimiento lo único que se busca, sino que la actividad le aporte experiencias, sensaciones, estimulación y aprendizaje”.

contramano.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: