“Solo por hoy” reflexión por Adela Gavilan

Para realizar cambios es un camino a recorrer, para controlar una debilidad es un proceso, para salir de esa angustia nos toma tiempo, superar un duelo también nos lleva tiempo, para dominar los defectos de carácter es un trabajo, para que las situaciones difíciles se acomoden es espera.

Por eso la mejor decisión es aprender a vivir solo por hoy, porque es de lo único que tenemos control, no podemos cambiar las malas decisiones que tomamos en el pasado, ni podemos adelantar el mañana para ver como seguimos. El hoy es el día que Dios nos ha regalado para disfrutar los logros y ser desafiados a estar mejor y ser mejores.

Disfrutar la vida. Disfrutar los afectos, disfrutar lo que Dios nos regala en este día.

No significa que perdamos el interés por la planificación pero necesitamos aceptar que solo el hoy está a nuestro alcance, para no llenarnos de culpa por las malas decisiones de ayer o de ansiedad por lo que viene

Claramente lo dijo Jesús “Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy”

Dios nos regala esta promesa

Salmos 92: 2 “Anunciar por la mañana tu misericordia, Y tu fidelidad cada noche”

El nos recuerda que a pesar de todo cada mañana es nueva su misericordia, nos da otra oportunidad. Sin darnos cuenta de cuantas cosas el Señor nos guarda, libra, nos escucha, sostiene, nos ama, fortalece, no guía, nos prevee, sostiene todos los días sin excepción

Extendernos misericordia Significa que se ocupa de las miserias de nuestro corazón. Cada día es una nueva oportunidad para cerrar la puerta del pasado y experimentar un nuevo comienzo.

Puede haya una lucha contra la culpa y la condena o sentirnos mal por algo que hiciste hicimos hace mucho tiempo o ayer? No importa cuánto tiempo haya pasado, el pasado sigue siendo el pasado. Lo hecho, hecho está, y solo Dios puede encargarse de eso ahora. Nuestra parte es admitir el error, arrepentirnos, recibir el perdón de Dios, y continuar.


Podes leer también: Beneficios de la humildad – Reflexión


Pero también que renueve su misericordia habla que no nos da lo que merecemos sino que extiende su gracia, si tuviera que darnos lo que merecemos que sería de nosotros. Pero Dios nos da vida, consuelo, esperanza, fuerzas, perdón

En cuantas ocasiones nos desviamos, desobedecemos, sin embargo el sigue siendo tardo para la ira y grande en misericordia.

Su misericordia no es porque nos hemos puesto de nuestra parte, no es porque hemos hecho méritos de ninguna manera; es solo el regalo de su gracia que la renueva todos los días de nuestra vida. Cuando habla de fidelidad por la noche es que siempre cumple sus promesas, que aunque nosotros somos infieles él permanece fiel

En 2 de Timoteo 2:13 dice: “Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.”

 La Palabra fiel, significa “digno de confianza”, fidedigno, verdadero; y es que a pesar de quienes somos, todavía Dios permanece fiel; el versículo concluye diciendo: “Él no puede negarse asimismo”, es decir, esa es su naturaleza, ese es su carácter, así es como Él responde.

¿Quién de nosotros ha sido infiel?, si somos honestos, definitivamente todos hemos sido infieles al Señor, y muchas veces más veces de lo que quisiéramos reconocer. Si volvemos a la definición de fidelidad, nosotros no somos confiables, fallamos, nos equivocamos, pecamos innumerables veces, pero cuando terminamos el día y llega la noche el Señor una vez más muestra su fidelidad Solo por hoy recibe su misericordia y disfruta de su fidelidad.

Podes escuchar este micro reflexivo u otros Aquí

CONTRAMANO

A %d blogueros les gusta esto: