Pacto Perpetuo lanzó una superproducción con 18 músicos internacionales

En esta nota descubrimos las motivaciones de un músico que no quiso quedarse en la comodidad en tiempos de pandemia y buscó realizar algo con lo que mejor sabe hacer: música.

Jonatán Ríspoli, líder de Pacto Perpetuo, contó a La Batea Magazine qué pasó por su cabeza al iniciar este proyecto que hoy se hizo a realidad a través de un cover que exalta el amor de Dios por todos.

Pacto Perpetuo presenta una producción inimaginable. Se trata de “Love”, aquella fabulosa balada de Petra, de su álbum “Beyond Belief”, una canción para la cual convocaron a músicos y cantantes de ocho diferentes países de América Latina, con el fin de unirse en un mismo mensaje de amor.

Francamente creo que nadie quedó ajeno a algún tipo de efecto o reacción cuando nos encontramos ante una pandemia a nivel mundial.


Lee también: «Me basta», nuevo sencillo de alabanza de Lupo Vidal


Nos dimos cuenta que ya no importaba cuantos likes tenían nuestras fotos en las redes sociales, ni tampoco a donde nos íbamos a ir de vacaciones a fin de año, ya que cobramos conciencia que había una amenaza y mucha incertidumbre.

Redescubrimos que los afectos tenían mucha más importancia que la cantidad de seguidores y aún que un aumento de sueldo. La falta de un abrazo, una demostración de cariño, dolía y uno buscó refugiarse con los suyos, los que siempre estuvieron ahí pero las distracciones cotidianas parecían haberle quitado valor.

En un momento todo el mundo sentado ante una pantalla esperando recibir algo de distracción, noticias, buena onda, aliento, esperanza, estadísticas, soluciones, etc.”cuenta Jonatán.

En relación a las razones que lo llevaron a producir este cover, Ríspoli comenta que “Desde mi lugar y como cristiano, sentí la responsabilidad hacer algo al servicio de una necesidad en común, pero la pregunta es ¿qué? ya que siempre estamos llenos de buenas intenciones pero pocas veces somos efectivos en lo que hacemos. Lo puse en oración para al menos en un pequeño grano de arena ser útil para Dios y que bendiga.

” En un par de días sentí en mi corazón que al igual que un virus trascendió, en forma negativa, todas las culturas, los estratos sociales, lenguas, fama, poder, popularidad, etc.

El amor en sentido positivo, también lo trasciende todo, desde situaciones, un estado emocional, es lo que te levanta de lo más bajo, te sostiene en lo más alto y no existe mal que no pueda curar, sin dejar de mencionar que fue lo que movió a Dios a reconciliar al mundo mediante el sacrificio de su Hijo.

Se podría haber compuesto una canción específica, pero un cover de una banda legendaria y pionera que canta, básicamente, el pasaje de Corintios, y además es una canción increíble, tenía más chances de alcanzar a más gente para alentar.


Lee también: Liz Razo lanza su nuevo sencillo «Solo Tu»


Por otro lado, cuando vimos que se abría la posibilidad de hacerlo en comunidad, nos aventuramos aún con mayor convicción, como un lema a una situación inmediata.”

Cuando se presentan proyectos de esta envergadura, la pregunta consabida siempre es “¿y cómo lo hiciste?”, a lo que Ríspoli alude que

“viendo en retrospectiva, no puedo dejar de reconocer explícitamente que creo firmemente fue una respuesta de Dios, ya que no me considero tan inteligente para abordar tantas consignas como lo explico más arriba, y la tan excelente predisposición de artistas a tanta distancia, viviendo una misma realidad pero tan amablemente y con un corazón súper servicial se solidarizaron bajo un mismo espíritu, no dudo que Dios estuvo en esto.

Obviamente no lo hice solo, hubo un equipo y banda acompañando, abordando los riesgos, apoyando y ocupándose para que las cosas sucedan, pero Dios sosteniendo en cada momento.

Esta es la nómina completa de artistas que participaron de una grabación memorable:

Gabriela Sepúlveda: Voz – Boanerges – Argentina
Karol Giraldo: Voz – Dam – Ecuador
Rodrigo Godoy: Voz y Teclados – Efrata – Neumanation- Brasil
Hernán Fortuna: Voz y Guitarra eléctrica – Templo – Argentina – Estados unidos
Belén Sommariva: Coro – Perlak – Argentina
Alberto Cháves: Guitarra eléctrica – Sin Paredes – Costa Rica
Rosa de Benito: Violonchelo – Solista – Orquesta Opus 26 – Orquesta de cámara «Vie Musicale» – España
Ayelén Marceillac: Violín y coros – Dúo Adonai – Argentina
Lucas Ortiz: Flauta traversa – Dúo Adonai – Argentina
Mario Ardilla: Bajo eléctrico – Ágape – Kebranto – Chile
Pablo Ríspoli: Bajo – Pacto perpetuo – Argentina
Marcos Sanabria: Batería – Redimidos.Py – Kebranto- Paraguay
Fernando Espíndola: Percusión – Edel – Kebranto – Paraguay
Ezequiel Ríspoli: Acordeón – Pacto perpetuo – Argentina
Juan Ignacio Toscano: Teclados – Pacto Perpetuo – Argentina
Jonatán Ríspoli: Voz y Guitarra acústica – Pacto Perpetuo – Argentina
Javier Barreto: Productor, mezcla y mastering – Actual Año cero – Argentina
Karina Espinosa: Manager – Pacto Perpetuo – Voz de Estruendo – Ilumina – Perlak – Argentina
Javier Gazze: (Frame Works): Producción Audiovisual.

Fuente: La Batea Magazine

Contramano.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: