Imparable por Emanuel Fernandez

En el ámbito deportivo siempre aparecen figuras que se destacan notablemente, cuyas capacidades parecen ir mas allá, superando toda clase de limite. A continuación hare mención de algunos de ellos.

Leer también: «Elefante encadenado». Por Emanuel Fernandez

Michael Jordán, considerado el mejor basquetbolista de todos los tiempos llegando a ganar 6 anillos con los Chicago Bulls. Un suceso extraordinario de este deportista es lo ocurrido el 7 de febrero de 1987 donde con tan sólo 24 años de edad,  asistió a su primer concurso de clavadas donde pasaría a la historia tras lograr un tremendo salto que lo elevó por los aires durante 0.92 segundos.

Según un concepto denominado “Hang time”, la fuerza generada en un salto por un humano promedio lo eleva en el aire durante 0.53 segundos, Jordán duplicó esta cifra y se elevó un poco más de un metro sobre el suelo.

El piloto de automovilismo argentino, Juan Manuel Fangio “El Chueco” considerado por los especialistas como uno de los más destacados pilotos profesionales del automovilismo mundial de todos los tiempos, logro conseguir cinco títulos mundiales de Fórmula 1, obtuvo 24 victorias, 35 podios, 29 pole positions y 23 vueltas rápidas en 51 Grandes Premios, manteniendo durante un extenso período el récord de más títulos en Fórmula 1.

Leer también: «El libro» por Lucas San Martín

Cabe destacar que todo esto lo logro en una época en que los motores eran más chicos que los actuales y alcanzaban menores velocidades (270 km/h aproximadamente), eran autos más complejos de manejar, tenían menores dimensiones y mayor altura, neumáticos de muy poca pisada en comparación a los actuales, una confiabilidad limitada de los elementos y ningún elemento de ayuda a la conducción tales como dirección hidráulica, frenos ABS y control de tracción entre otros y ni hablar de los elementos de seguridad  ya que en ese entonces no había ropa ignífuga y los cascos eran apenas unas coberturas de piel complementados con antiparras.

El gol del siglo logrado por Diego Armando Maradona en el mundial de México de 1986 en cuartos de finales ante los ingleses, donde el astro argentino tomo la pelota en la mitad de la cancha y arraso con un avance indetenible hacia la portería rival dejando en el camino a cinco jugadores ingleses incluido el propio portero para marcar un golazo que quedaría grabado en la historia.

Imparable

Leer también: ¡DANGER! Niños en Peligro, Abuso Sexual Infantil. Por Debora Olivieri

Imparable

El atleta Usain Bolt conocido como «Lightning Bolt» (Relámpago Bolt) que ostenta 8 medallas de oro olímpicas y 11 títulos mundiales, considerado el hombre más veloz en la historia de la humanidad con sus tiempos de 9.58 segundos en los 100 metros lisos, y de 19.19 segundos en 200 metros.

Y la lista sería larga si me pusiera a mencionar figuras que se han destacado por sus destrezas y lo cierto es que estas personas parecían imparables en sus ámbitos, logrando superarse e incluso sobrepasando sus propios límites alcanzando hazañas maravillosas.

Cuando me refiero a imparable apunto a alguien que no se lo puede detener, parar o hacer que cese en su avance o acciones…Jesús era así, era y es mucho más imparable que cualquier otro que haya existido, no se detenía por nada, era firme en sus convicciones con una conciencia plena de cuál era su propósito.

A lo largo de su vida muchos trataron de detenerlo, siendo apenas un infante, Herodes el grande dio la orden de acabar con los niños de la ciudad de Belén que fueran menores de dos años pero el niño Jesús salió ileso de esta situación logrando crecer en sabiduría y estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.

Leer también: «Mira dime dónde» por Lucas San Martín

Desiertos, tentaciones y tormentas no pudieron opacar ni detener el avance inminente del Señor en su caminar por esta tierra.

Maestros e intérpretes de la ley se le oponían al Maestro de maestros e incluso le tendían trampas y preguntas capciosas para hacerlo caer, pero con elocuencia y sabiduría infinita, Jesús lograba contrarrestar cada una de sus artimañas.

Ni siquiera el castigo injustamente aplicado sobre él, ni el peso de la cruz, ni la tumba y la muerte misma lo detuvieron porque Él es imparable.

“Pero Dios lo resucito, liberándolo de los dolores de la muerte, porque la muerte no podía tenerlo dominado”

Hechos 2:24

Jesús es imparable y tu como seguidor de Él también puedes serlo, porque el menciono que aquel que cree en Él cosas mayores hará. ¡Por eso sea cual sea la situación que estés atravesando no te detengas, avanza y sigue en pos del Rey!

Imparable

CONTRAMANO

A %d blogueros les gusta esto: