Gimnasia Cerebral – Estimulación Cognitiva –

“Hazte mayor, sin hacerte viejo”. Y te preguntaras, pero ¿Cómo? ¿No es lo mismo? Pues no. Hagamos una distinción entre estos dos conceptos.

La palabra “Vejez” refiere a una etapa vital, período que sigue a la madurez, y en el cual se tiene edad avanzada. 

Y el “Envejecimiento” refiere a los cambios físicos, bioquímicos, funcionales, psicológicos y cognitivos que se producen en las personas, los cuales no evolucionan de igual manera en todos los individuos.

Es decir, que inevitablemente todos los que estemos destinados a llegar transitaremos la vejez, no hay opción. Lo que si puedes “elegir” o “intentar” es cómo quieres llegar allí.

El envejecimiento, dentro de la madurez llega aún más rápido cuando creemos que ya no podemos hacer más que sentarnos a esperar que termine la vida.

En los últimos años se ha instaurado el concepto de “Estimulación Cognitiva” el cual apunta al entrenamiento o rehabilitación del área cognitiva, especialmente en Adultos mayores.

Este es guiado por un profesional, que se ocupa de trabajar funciones tales como: memoria, lenguaje, praxias, gnosias, atención, percepción, entre tantas otras.

Pero debo contarles que este tipo de terapia, tiene múltiples beneficios, y que no solo se aplica a la población de adultos mayores con o sin deterioro cognitivo como se cree, sino que también se aplica a niños, adolescentes y adultos-jóvenes a modo de prevención.

Esto quiere decir, que todos podemos empezar a “elegir de qué modo llegaremos a la Vejez”. Aquí te dejare algunos ejercicios de los que podrás hacer uso cotidianamente, convertirlos en hábitos de vida e incluso compartirlos con aquellos que estén interesados en mejorar este aspecto.

  • Escuchar música, bailar, aprender sus letras.
  • Recordar fragmentos de canciones de la infancia o juventud, poesías, Realizar cálculos simples, como por ejemplo; monto de la compra del supermercado, facturas a pagar, utilizando solo la mente, dejando de lado el uso de aparatos como celular o calculadora.
  • Realizar intercambios con otros sobre noticias de la actualidad novelas, series o textos de tu interés.
  • Ejercitar los movimientos coordinados para mejorar la capacidad motriz, teniendo en cuenta los gustos personales de cada uno y sus aficiones (ejemplo: costura, dibujo, pintura, manualidades, etc)
  • Estimular nuestros sentidos, que apunten a reconocer objetos que nos rodean, haciendo uso del olfato, oído, tacto, gusto y así potenciar áreas que no utilizamos frecuentemente.
  • Reforzar la memoria a corto plazo y la de largo plazo. La primera puede hacerse de manera sencilla, por ejemplo repasar lo que hicimos en el día con el mayor detalle posible, o al salir de un lugar intentar recordar la mayor cantidad de datos del ambiente en el que estuvimos.
    En cambio la memoria remota refiere a recordar sucesos pasados hace mucho tiempo, por ejemplo nuestra niñez o juventud. Una buena propuesta seria poder hacer un diario autobiográfico, nuestra historia de vida, anécdotas, y vivencias que denoten un gran esfuerzo memorístico.
  • Participar de actividades recreativas y sociales, refuerza los lazos con pares, la socialización y recreación.
  • Hacer uso de juegos reglados, con estrategias o cálculos, juegos de atención, como sopa de letras, crucigramas, palabras cruzadas etc.

Existen infinidades de propuestas y actividades referidas a la estimulación cognitiva, te sugiero que puedas investigar sobre sus beneficios y tomar conciencia que nuestra salud mental es igual de importante que la física, por ello, es fundamental ocuparnos mucho antes de entrar a la vejez, que por cierto, será una maravillosa etapa de vida, a la cual tuviste el privilegio de acceder.

Y si por el contrario, sos de los que ya se encuentran dentro de este periodo, quiero decirte que nunca es tarde para entrenar aún más tu cerebro, estoy convencida que te asombrar todo lo que aun puedes aprender.

A %d blogueros les gusta esto: