El Arte de llevarse BIEN por Ricardo Dening

Debido a esta situación de encierro por causa de la pandemia se han multiplicado mucho los pedidos de ayuda y estamos con el zoom y las consultas por celular al rojo vivo.

Pareciera que en tiempos de actividad normal y en plena movilización muchos conflictos se postergan y se van dejando pendientes sin resolver y es lo que después en algún momento intenso son como la gota que rebalsa el vaso o más grave aún como la granada que nos explota en la cara.

Bueno estos parecieran ser los momentos intensos en los cuales han aflorado conflictos pendientes y muy agravados por la situación actual de cuarentena. Cuál sería la situación: ESCAPAR no se puede, debemos permanecer juntos. Mi consejo: APROVECHAR LA SITUACIÓN Y RESOLVERLOS.

Te animo mi hermano a que pongas toda tu dedicación ya que en estos tiempos difíciles el LLEVARSE BIEN se ha convertido en TODO UN ARTE, así que manos a la obra “en la cancha se ven los pingos”.

Siempre recurro a la expresión del rey Salomón en el libro de Eclesiastés “he visto esta costumbre entre los hombres debajo del sol” y yo quisiera citarla para mostrar la gran dificultad de las personan debajo del sol de llevarse y tratarse bien.


Lee también: «Perder para ganar» Articulo por Emanuel Fernandez


Como decíamos, en este tiempo especial de encierro por la pandemia y agravado por esta época de preponderancia de los vínculos virtuales e ilusorios por las redes sociales, hace que aumenten cada vez más las dificultades en las relaciones con personas concretas de carne y hueso.

Cuanto mayor es el ideal y las ilusiones que genera, mayor es el nivel de exigencia y susceptibilidad y grande es la decepción ante algunas situaciones crudas y reales.

Ante tanto tiempo prolongado y la intensidad de los vínculos dado por la ineludible realidad están cayendo muchas posturas tomadas que solo eran estrategias pero no una realidad concreta y sólida del corazón. Se están cayendo muchas imágenes que no concuerdan con una realidad interna y esto trae grandes decepciones .

Es tiempo de blanqueo y apertura, tiempo de perdón y de sinceramiento, tiempo de amar a los otros como son y no como queremos que sea. Es tiempo de renunciar al narcisismo y aprender a amar con el amor ágape que JESUS nos ama y nos pide que nos amemos unos a otros.


Lee también: La tercera edad en época de cuarentena – Articulo por Belen Odriozola.


Es tiempo de mirarse a los ojos y francamente decirnos ¡ES LO
QUE HAY¡
porque todo nuevo y sano comienzo resulta de una sincera y optimista aceptación de nuestra realidad. Realidad que Jesús podrá cambiar en nosotros si de todo corazón lo buscamos porque lo que para el hombre es imposible es posible para DIOS.

Hay tres vínculos personales en los que necesito llevarme bien y van en este orden de prioridades:

CON DIOS
CONMIGO MISMO
CON MI PRÓJIMO

Con DIOS porque en El descubro mi identidad y la plenitud de mi vida, ya que mi vida está escondida con CRISTO en DIOS, Es El en mí, mi única esperanza de gloria y yo en El soy un nuevo ser, todo lo antiguo pasó y ha hecho en mí todo nuevo.

Solo en esta relación íntima y personal con El soy libre de mi naturaleza humana caída y encuentro ese lugar que encontró María de Betania, a los pies de EL, que es lo único esencialmente necesario y que nunca me será quitado: LA POSICIÓN DE HIJO.

Hasta que no tome por la fe posesión de este lugar, no me sentiré saciado y seguiré siendo víctima de mi propia insatisfacción y tendré serios problemas de relación con los que yo considere que no me valoran o reconocen como yo pretendo y mantendré una actitud de susceptibilidad,
molestia, irritación, enojo y hasta agresividad, ya sea hacia afuera o hacia adentro en una actitud de sumisión y auto conmiseración, pero que también contiene irritación, enojo y rechazó conmigo mismo”.

CONMIGO MISMO:

Aquí necesito dejar bien claro a qué y quién me refiero cuando digo conmigo mismo. No me refiero a mi viejo hombre, el cual está viciado y contaminado con deseos engañosos y del cual me despojo cada día por la fe, tomando mi cruz y negándome cada día a mi ego. Me refiero a mi nuevo hombre ( mi hombre interior) creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad, en quien vivo por el espíritu y donde habita el Espíritu Santo de Dios.


Lee también: Incierto Transparente – Articulo por Lucas San Martin


Soy plenamente consciente que la historia de la humanidad, ha sido la historia del fracaso hasta la llegada de JESUS y con EL la llegada de LA ERA DE LA GRACIA. Y aquí aparece la gran declaración del apóstol Pablo, la revelación del misterio escondido por todos los siglos y todas las
edades y que ahora es dado a conocer:

Se terminó la condición de fracaso de los hombres, se terminó el tiempo de las liturgias, de los esfuerzos sin resultados, de los reglamentos y leyes imposibles de cumplir, se terminó el tiempo de los poderíos y grandes nombres… ha llegado el hacer de los hombres el lugar de su morada, de su habitación. Este es el misterio revelado: ”

“ES CRISTO EN NOSOTROS NUESTRA ESPERANZA DE GLORIA”. La expresión de Magdalena ” DONDE ESTÁ EL MAESTRO PARA QUE ME LO LLEVE… Más que una expresión de deseo fue una revelación: hoy podes llevarte a Cristo con vos en tu corazón, ya no hay limitaciones espaciotemporales.

Pablo agrega a la exposición del misterio revelado la declaración de su testimonio: Entendiendo esto he decidido no vivir más para mí sino para El “con CRISTO estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive CRISTO en mí, y lo q ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del HIJO de DIOS, el cual me amo y se entregó a sí mismo por mí”.

Y ahora sí juntamente con Pablo podemos decir: por la gracia de DIOS soy lo que soy, y esto no es un mero enunciado teológico, sino que se traduce en una manera sana y poderosa de vivir intensa y productivamente la vida, completando así el versículo” y su gracia no ha sido en vano para conmigo”.

Por tanto hasta que no entendamos y vivamos LA GRACIA, no prenderemos que no se trata de lo que nosotros hagamos para DIOS, sino de lo que EL ha hecho y hace por nosotros y seguiremos esforzándonos en agradar a DIOS y a las personas y andaremos como el burro detrás de la zanahoria tratando de alcanzar o lograr algo que ya nos ha sido dado y que solo se arrebata
por la fe.

Mientras esto no ocurra en nuestras vidas, seguiremos en melancolías, frustraciones, sobre exigencias, culpas y otras hierbas que entorpecerán las relaciones libres y llenas de gozo que EL SEÑOR dejó para nosotros.

“Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y EL SEÑOR añadía cada día a la iglesia, los que habían de ser salvos”. Hechos 2:46-47

CON MI PRÓJIMO:

Y ahora sí, habiendo aceptado solo por gracia, y no por mérito, el amor incondicional de DIOS EL PADRE a través de JESUS , reconociendo que EL nos amó primero, permitiéndome disfrutar de su amor y respondiendo amándolo primeramente a EL con todo mi ser, entonces ahora sí , estoy en condiciones de amar al prójimo como a mí mismo, bendiciéndolo, respetándolo y haciéndole el bien como lo he recibido del SEÑOR y aprendí a hacerlo conmigo mismo.

Hasta que esto no suceda , seguiré proyectando mis propios fracasos, juicios y maltratos personales en mis prójimos y juzgaré en otros errores sin saber que yo hago lo mismo , y no podré ver mis propios grandes errores (vigas) por estar empecinado por ver los errores menores (paja) en mi prójimo.

Entonces amar a mi prójimo como a mí mismo, no es otra cosa que amarlo como EL SEÑOR me ama a mí que no es por mis logros sino por el puro afecto de su voluntad, este es el amor ÁGAPE , puro y libre de la dependencia de la respuesta favorable de mi prójimo.


Lee también: “Niños que ayudan en casa” – Articulo por Debora Olivieri


Amo por el placer de amar, con el amor que mi MAESTRO me ama a mí, y ya no ando más exigiendo ni poniendo nota para ver quién merece o no que lo ame. Este amor es, el mismo JESUS en mí y me hace verdaderamente libre de la dependencia del reconocimiento humano, porque sé quién es EL y quién soy yo en EL.

“Así también ustedes CONSIDÉRENSE muertos al pecado, pero vivos para DIOS en CRISTO JESUS, SEÑOR nuestro”. Romanos 6:11.

Por último quiero animarte con este mensaje de Pablo, a considerarte a vos mismo y a tus hermanos como VIVOS en el espíritu y ya no más como esclavos del pecado, porque como dice la escritura: Tal es el pensamiento en el corazón del hombre, tal es el.

Viví tu vida con sabiduría e intensidad y compartirla con tus semejantes llevándote bien con todos en cuanto esté dentro de tus posibilidades porque DIOS ya te bendijo.

Finalmente te dejo una lista de algunas libertades y beneficios por la buena decisión de tomar tu posición en JESUS. Seremos:

  • Libres de nuestras autocríticas crueles.
  • Libres de tener que defender continuamente nuestra imagen.
  • Libres del esfuerzo de demostrar que estamos bien, cuando no lo estamos.
  • Libres del esfuerzo de ocultar nuestros errores.
  • Libres de oír solamente a quienes tienen posiciones sobre nosotros.
  • Perdernos la posibilidad de aprender de todos.

Podremos:

  • Disfrutar de la alegría de ver cómo progresan nuestros semejantes.
  • Disfrutar del beneficio a tiempo de una opinión diferente que nos permita mejorar.
  • Disfrutar de La Paz de no sentir culpa cuando se descubren.
  • Nuestros errores, y simplemente cambiar.

  • Disfrutar de La Paz que trae saber que mis vínculos son por amor, y no por utilidad.
  • La alegría de recibir un regalo, simplemente por eso, porque es un regalo y no la medida de cuánto valgo.
  • Disfrutar la libertad de pedir perdón cuando lastimo a alguien y la grandeza de que la relación madure más que antes.

¡¡SEÑOR JESUS ES NUESTRO ANHELO QUE TE EXPRESES LIBREMENTE EN NOSOTROS!!

ESCRITO POR Ricardo Dening


Licenciado en Psicología Clínica
Pastor principal del Centro Cristiano Rey de Gloria
Iglesia Internacional del Evangelio Cuadrangular

CONTRAMANO


A %d blogueros les gusta esto: